Biografía

Algunas pinceladas sobre mi vida

María Teresa Aguilera Barea “A. Barea”, nacio en la ciudad de Granada, concretamente en la Avenida Calvo Sotelo nº 20, zona denominada “La Cruz Blanca”. 

Durante muchos años, desde pequeña, su pasión fue dibujar y pintar, siempre estaba emborronado hojas y folios con lápices de colores. Nunca dejo de dibujar y llego un instante en su vida en que empezó a experimentar con pigmentos, su interés por el arte se acrecentaba día a día, aumentado notablemente su pasión por la pintura. El arte pictórico se fue convirtiendo en una necesidad. Un día del año 1987 dio un gran paso. Había dibujado y pintado al óleo, varios cuadros de pequeño formato, con ellos se encamino a la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Granada, dirigida por aquel entonces por D. Julio Carlos de la Rosa Quirós. El curso ya se había iniciado pero fue admitida e inicio su asistencia a las clases de los maestros Miguel Lozano y Fernando Delgado. Finalizados los cursos preceptivos, continuó ampliando sus enseñanzas con profesores de la talla de Manuel Arana, Miguel Hita y Fernando Belda. En Febrero de 1989, realiza su primera exposición en la histórica ciudad de Úbeda, teniendo la satisfacción de ser apadrinada por uno de los pintores realistas más importantes de España, Marcelo Góngora, también acompañada por su maestro, Fernando Belda.

Distintas exposiciones fueron haciendo que María Teresa entrara en el círculo de pintores más destacados de la ciudad de Granada. En posteriores años, se conoció su obra gracias a muestras que realizo en las salas de arte de Caja de Ahorros y Caja Rural de Granada, en el hotel de cinco estrellas “La Bobadilla” y en 1992, durante la Exposición Universal de Sevilla, exponiendo con sobresaliente éxito en la capital hispalense, siendo imborrable el cariño que le demostraron los sevillanos así como las magníficas críticas de prensa que recibió.

El año 1996, con la prestigiosa “Galería Elvira”, ya desaparecida, como la mayoría de galerías en la ciudad de Granada, participa en la “Primera Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Andalucía”, más conocida como “Arte+Sur”. En la segunda feria también tuvo el honor de participar. Las siguientes, ya no se celebraron en Granada. Volaron a otra provincia andaluza. La ciudad de la “cultura” se iba empobreciendo. En el transcurso del acontecimiento ferial de ambos años, conoció al maestro de la “Escuela Granadina”, José Ortuño Úbeda. Se hicieron grandes amigos y de él recibió consejos y algunos “recursos” pictóricos que manejan los grandes maestros. A tal amistad llegaron que él maestro, no dudó en recomendarla para que su obra se conociera en Santa Cruz de Tenerife, donde él cosechaba grandes éxitos. En su mismo escenario se movió María Teresa, exponiendo dos años en la ciudad tinerfeña, siendo acogida, como un miembro más, por la Asociación de Acuarelistas Canarios y donde la prensa la envolvió en muy bellos elogios. Durante su estancia en la isla, pintó paisajes de los entornos de la ciudad, recibiendo la complacencia de los visitantes que acudían a la Sala de Arte del Casino Cultural de Tenerife.

María Teresa sintió en el alma la muerte de su amigo “Pepe Ortuño” en los primeros días de 1999, tanto como el fallecimiento de su otro maestro, Fernando Belda, ocurrido anteriormente, en 1997.

No recuerda como se produjo, pero gracias a sus exposiciones, un día conoció al otro gran maestro de la “Escuela Granadina”, Fernando González García, discípulo que fue de Gabriel Morcillo, Antonio Torres Rada y Nicolás Prados López. Con Fernando González, inicio una gran amistad y sobre todo adquirió unos conocimientos que fueron definitivos para matizar el estilo que ella venia buscando. Cada profesor, cada maestro dejo un pozo en su pintura, pero con los consejos de Ortuño y sobre todo de Fernando González, consiguió el estilo de pintura que ella deseaba. También, como pequeño homenaje desea dejar constancia de la sentida muerte de Fernando González en marzo de 2017.

María Teresa siempre estuvo pendiente de recibir enseñanzas de cualquier organismo que las impartiera, por ello, durante el verano de 1.991, participo en un curso denominado “Apreciación del Arte Contemporáneo. Introducción al arte del Siglo XX”, impartido por la Universidad de Granada.

Su interés por seguir ampliando conocimientos la llevan a participar en el XIII curso de verano “Técnicas Pictóricas” convocado por la Universidad de Alcalá de Henares, impartido por Cristina Moral Turiel, Matías Quetglas y Manuel Parrado, compartiendo mesa de trabajo con el maestro Antonio López.

Posteriormente fue seleccionada, por un comité de expertos, para participar en el Primer Curso Internacional de Pintura, organizado por el Ayuntamiento de Jerez y la Universidad de Cádiz, en colaboración con las Universidades de Sevilla y Barcelona, fueron los pintores de la talla de Antonio Zambrana, Manuel Ruiz Ortega, Emilia Sánchez de Ibargüen, bajo la dirección, nuevamente del maestro Antonio López, los encargados de impartir el curso. Entre las múltiples enseñanzas recibidas, aprendió la técnica de la “vejiguilla”, poco conocida y de difícil ejecución, ya que el óleo hay que tratarlo con la vejiga de un cordero introducida entre los dedos, el resultado de esta técnica es similar al utilizado por los imagineros sevillanos de siglos pasados.

En 1993 se convocó a nivel de toda Andalucía, por parte del Aula de Cultura del diario “Ideal”, Ayuntamiento de Granada e Hipercor, el “I Concurso Exposición con Participación Exclusiva de la Mujer”, María Teresa obtuvo el tercer premio con una obra titulada “Cortijos de Granada”, cuando recuerda en esta, su única experiencia en concursos, le viene a la memoria una cita muy sencilla pero muy expresiva del pintor alemán del Siglo XIX Anselm Von Feuerbach y que reza así: «Para ver un cuadro se requieren muchas cosas, la primera de ellas, una silla».

Los rincones de Granada, la Alpujarra, el Sacromonte, el Albayzin, son los lugares preferidos de la pintora sin obviar tantas acuarelas y óleos que ha trasladado en sus cuadros de las ciudades de Melilla, Motril, Jaén y Tenerife.

El año 1.997, “El Corte Ingles” de Granada le invita a realizar en sus instalaciones de la Carrera de la Virgen, una exposición, solamente para su obra, para la cual, se acondiciono una sala de arte en la cuarta planta del edificio.

Como consecuencia de su colaboración con la publicación “Correo del Arte”, es solicitada, en dos ocasiones, para exponer dentro del Salón de Invierno de la ciudad de Nueva York, en Goya Galery de Broadway, y una tercera participación para el Sands-Venetian Center de Las Vegas.

Actualmente, María Teresa Aguilera Barea, A. Barea, se encuentra incluida en el “Diccionario de Pintores y Escultores Españoles del Siglo XX”, editado por la editorial Artis de Madrid.

Durante muchos años, ejerció de profesora de dibujo y pintura, muchos de sus alumnos (maestras, médicos, enfermeras, empleados de banca, estudiantes de Facultad de Bellas Artes, etc.), la recuerdan frecuentemente y le comentan la buena disposición que tenía con todos ellos y su capacidad para enseñar.

María Teresa se precia en ser colaboradora con todas aquellas organizaciones que le solicitan y que se dediquen a ayudar a personas u otros menesteres culturales, cediendo obras para su posterior venta o subasta, como ejemplo se puede reseñar:

  • Seten, a beneficio de la Institución CIRCA de Arequipa (Perú).

  • Galería Vera, a favor de “Médicos Mundi”.

  • Centro Infantil “Padre Laraña”, OFRA, de Santa Cruz de Tenerife.

  • Centro Artístico y Literario de Granada, para revitalizar el Centro.

  • O.N.G. “La Casa de Coco”

  • Venta de una obra en Galería Van Gogh y Hotel Meliá de Granada, para ayuda a una galerista.

  • Donación para la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Amor y Entrega y María Santísima de la Concepción “La Concha”.

  • Para el mercadillo anual “El Rastrillo”.

Cada una de estas organizaciones le han agradecido explícitamente la aportación de María Teresa Aguilera Barea, por su entrega en cada una de las causas.

En verano de 2018, se le detecta cáncer de mama, siendo operada en septiembre del mismo año. Siempre agradecerá, habiéndolo hecho por escrito, el extraordinario comportamiento de todo el personal; doctores y enfermeras de mamografía y oncología, cirujanas, enfermeras de planta y un largo etc. del Hospital Virgen de las Nieves.

Como consecuencia de la enfermedad y en la creencia por parte de sus hijos y su marido de que es una mujer extraordinaria, este último confecciona una biografía, parte sobre su persona y mayoritariamente sobre aspectos de su obra pictórica.

El día 9 del mes de mayo de 2019, se presenta el libro en el salón de actos de la Casa de Jaén en Granada, Asociación Cultural dirigida por D. Apolonio Carabaño, coordinando el acto el Vocal de Cultura, D. Guillermo Sena. La biografía fue presentada por el Magistrado y Juez de Menores, D. Emilio Calatayud.

Ese día, la recaudación percibida se donó íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer, así mismo, la pintora les cedió dos obras de mediano formato, pintadas al óleo sobre tabla, denominadas, “Atalbeitar, pueblo de la Alpujarra” y “Fuentecilla del Patio de Las Palmeras del Carmen de los Mártires”, para que la Asociación haga con ellas lo que mejor consideren. La Asociación, entrega a María Teresa su reconocimiento por medio de una reseña enmarcada, una afectuosa carta, ambas firmadas por el Presidente Provincial, D. José Javier García Montero y unas fotografías realizadas junto a D. Francisco Jerez, Director de la misma y que han subido a las redes sociales Twiter y Facebook.

Después de la publicación del libro, por medio de un colaborador de “Mujeres Operadas de Cáncer de la zona de Salar, Loja, Huetor Tajar”, A. Barea ha donado un cuadro a esta organización, con el deseo de que, con su venta, pueda ayudar a este colectivo. El agradecimiento por su parte ha sido muy evidente. María Teresa se alegra de poner “un granito de arena” en cada una de las ayudas que le sugieren.

María Teresa continua enriqueciendo, con su tenaz voluntad, sus conocimientos culturales, participando en todos aquellos actos a que pueda ser invitada y por ello desea dejar constancia del último en que ha intervenido, y que le ha valido para hablar sobre su pintura y por ello, sus experiencias como mujer dentro del arte que ella elabora. Este acontecimiento se celebró a finales del mes de junio de 2019 en la ciudad de Segovia, denominado “El Eterno Femenino”, encajado dentro de los “Encuentros Eleusinos”, dirigido por el Licenciado en Filología Románica y Lenguas Modernas , prolifero escritor, contertulio y columnista en múltiples medios de comunicación y muchos etc, Fernando Sánchez Dragó; con la participación de Antonio Escohotado, (Filósofo y escritor); Juan Luis Arsuaga, (Catedrático de Paleontología, Doctor en Ciencias Biológicas y escritor); Ayanta Barilli, (Escritora y directora de programas de radio); Antonio Piñero,(Escritor, Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica, Filología Bíblica Trilingüe y Doctor en Filología Clásica); Miguel Dalmau, (Escritor) y Luis A. Anchondo, (Doctor en Lengua Española y profesor en la Universidad de Texas en el Paso).